“URGENTE” Infobae constata las penurias por las que atraviesa Venezuela.

 

El medio de información argentino Infobae decidió enviar a parte de su equipo especial a la capital venezolana, para que pudieran caer en cuenta de las sensaciones de la vida cotidiana de sus ciudadanos, y las impresiones de dirigentes, intelectuales y especialistas sobre cómo se llegó a este punto de crisis y cuál sería la posible salida.

El recorrido en Caracas lo hacían de día y de noche, sin importar el horario pudieron ver como numerosas personas salían a revisar las bolsas de basura en busca de algún alimento, a pesar que el régimen de Nicolás Maduro insiste en aumentar los salarios de manera constante, el último aumento impuesto por el presidente ilegitimo quedó en poco más de 136 mil bolívares más el bono de alimentación que se posiciona en 189 mil bolívares, parece “genial” si tan solo se consiguieran productos y alimentos regulados, pero no, solo se puede concluir que esta medida arruina más y más a los venezolanos.

 

“Tenemos hambre”, la pintada en Plaza Altamira, punto de concentración de las manifestaciones opositoras

La situación política en Venezuela ha ocasionado que muchos de los trabajadores de prensa en el exterior permanezcan censurados, además de tener prohibida la entrada al país, el precio para pisar tierras venezolanas es muy alto, no solo deben luchar para encontrar un pasaje con escalas lógicas, sino también uno con un precio accesible, y más aún después que muchas aerolíneas decidieron dejar de volar a Caracas.

El reportaje realizado por estos periodistas argentinos, relatan cómo se forman largas colas para comprar alimentos y medicinas, debido a que pueden pasar meses con los anaqueles vacíos, incluso les pareció irónico que hasta las cadenas de supermercados administradas por el Estado solo puedan ofrecer escasez al pueblo.

Larga fila en el Supermercado Luz del Chacao para comprar algun alimento básico a precio regulado

Pero las colas no solo se limitan para la compra de alimentos y medicinas, los cajeros automáticos también son muy cotizados entre la población, con una moneda hiperdevaluada y casi inútil, además de una inflación que parece no tener límites, la falta de dinero en efectivo en las calles se ha convertido en un calvario para el venezolano, cada banco permite a sus clientes retirar un máximo de 10 mil o 25 mil bolívares, entre 0,25 y 1,25 dólares por día de los cajeros y taquillas internas.

A los periodistas de Infobae no les quedo otro adjetivo, sino calificar de paradójica la gestión de este Gobierno, el cual se autodenomina “Revolucionario” siendo los únicos privilegiados las elites burocráticas y empresariales con acceso a la tan deseada divisa extranjera, aquellos que tengan unos cuantos dólares en las cuentas bancarias, pueden vivir en Venezuela como reyes, pero esto no aplica desde luego a su población en general.

Fuente: Infobae

Loading...
El tiempo - Tutiempo.net